background img

VisigothicPal: cómos y porqués

1 year ago written by
Print Friendly, PDF & Email

Muchos de vosotros habréis leído en post anteriores sobre el proyecto en el que trabajo, ViGOTHIC. La finalidad de este proyecto no es solamente continuar mi investigación sobre la producción manuscrita en escritura visigótica en la Península Ibérica, sino también evaluar la viabilidad de las nuevas tecnologías aplicadas al estudio de fuentes manuscritas peninsulares. Me interesan las Humanidades Digitales, sí. Me interesa todo aquello que sea “digital” porque es en el mundo en el que nos movemos hoy en día, para bien o para mal. Pero especialmente, ya sea en ámbito profesional como personal, me interesan porque nos hacen la vida más fácil. Y, volviendo al campo paleográfico, necesitamos esta ayuda, por divulgación, desarrollo, accesibilidad y nuevos retos.

Mi ámbito de especialidad es escritura visigótica. Aunque empecé mi carrera centrándome en un pequeño corpus de fuentes, ahora me encuentro estudiando todos los diplomas, códices, e inscripciones existentes, los particulares de este modelo gráfico en todas sus formas y variedades, el contexto cultural de los escribas que lo emplearon y la sociedad en la que se enmarcan, todo aquello relacionado con la Península Ibérica entre los siglos VI y XIII. Como resultará obvio, no es poco. El punto de partida de cualquier investigación en la que me involucro es, por formación profesional, los testimonios gráficos. Por suerte, éstos son bastante abundantes pero, ¿cómo ya no solo estudiarlos todos sino ser capaz de relacionarlos? Mi proyecto pretende abrir el camino para conseguir ver “en conjunto” los pormenores de la producción manuscrita en la península en la edad media en su contexto.

Un paleógrafo entrenado puede retener en la memoria varios cientos de ejemplos gráficos con detalle hasta el punto de recordar si ha visto la mano autora de un documento en otro y en cual. Recordar miles es imposible. Del mismo modo, ahora que muchos manuscritos pueden estar digitalizados o digitalizarse, un paleógrafo habituado a las nuevas tecnologías, puede practicar “paleografía asistida por ordenador”, que no “paleografía digital”, ayudándose de programas como Photoshop para hacer sus bases de datos de “recortes” como evidencia a las conclusiones obtenidas así como para ayudar a la memoria. Sin duda, es más fácil recordar 5 o 10 imágenes que 300, las que corresponderían por ejemplo a un códice. Los problemas vienen cuando el corpus, aunque se reduzca a solo unos ejemplos representativos de cada testimonio gráfico, es masivo.

Si seleccionamos un conjunto de, digamos, 1,000 diplomas y laboriosamente “recortamos” al menos un ejemplo de cada letra, cada abreviatura, signo, etc. como representativo de cada escriba, lo que ya de por si es agotador, tendremos unas 50 x 1,000 imágenes más o menos. Navegar por lo que sería esa base de datos de imágenes para hacer comparativas es imposible. Si nuestro conjunto pretende incluir todo aquello de interés para extraer resultados viables y objetivos, aún más. Si queremos interrogar nuestros resultados de análisis con preguntas más concretas, quimérico. Hace años me planteé ese dilema: cómo gestionar tal volumen de datos en imágenes sin volverse loco de manera eficiente. Por suerte, no era la única persona con el mismo problema. En 2005 nació la paleografía digital.

La paleografía digital viene a ser la incorporación de nuevas tecnologías en el trabajo paleográfico, no solamente para acelerar el proceso de análisis siguiendo el método tradicional sino para poder dar respuesta a nuevo retos de investigación que nacen del trabajo con corpora de datos masivos. Como nueva disciplina ha ido evolucionando a base de prueba y error (os recomiendo leer los volúmenes de la revista Digital Medievalist como punto de partida). Desde mi punto de vista y de entre las opciones que parecen proveer resultados, la más práctica es la plataforma DigiPal.

He escrito sobre DigiPal en más de una ocasión. La parte digital de mi proyecto ViGOTHIC se basa en ese software. Como resultado, hace unos meses nació VisigothicPal, la adaptación de DigiPal a paleografía visigótica. Mi intención es al menos dar los primeros pasos para crear una base de datos de todas y cada una las muestras gráficas conservadas en escritura visigótica sobre la que después continuar nuevas vías de investigación. Así, VisigothicPal no es/será solamente una base de datos de fotos donde cada aspecto está debidamente clasificado, sino una plataforma que te permita interrogar ese conjunto proporcionando nueva información sobre tendencias gráficas por zonas o períodos o sobre prácticas de escuela.

DigiPal, VisigothicPal y los demás proyectos nacidos de éste, están pensados como herramientas de colaboración y comunicación permitiendo el trabajo simultáneo de varios investigadores y favoreciendo la divulgación del proceso científico. En estos meses en los que trabajo en su puesta en marcha quiero compartir aquí exactamente los pasos a seguir con la intención de animar a más personas a implementar el sistema o a adaptarlo a su corpus de estudio.

 

[ seguir leyendo ]

 

Article Categories:
ViGOTHIC · VisigothicPal

Comments to VisigothicPal: cómos y porqués

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Menu Title